Beneficios del calzado minimalista
Beneficios del calzado minimalista
   07/27/2021 19:28:14    Comentarios 0
Beneficios del calzado minimalista

El calzado minimalista está popularizándose cada vez más, pero la transición desde un tipo de calzado convencional debe ser lenta y progresiva, reeducando a nuestros pies para una nueva forma de moverse donde recuperarán su fortaleza y flexibilidad.

Todo ello para que nuestro cuerpo y nuestra mente puedan aprovechar todas las ventajas que nos ofrece esta tendencia.

A continuación, destacamos los diez beneficios más importantes de la utilización de un calzado minimalista:

 

1. Fortalece el pie y la pierna

El calzado convencional cuenta con numerosos elementos externos que encorsetan el pie, por lo que nuestra musculatura tiende a debilitarse debido a que otro sistema pasivo está realizando su función de sostén.

Hoy en día, muchas afecciones suelen tratar de solucionarse con plantillas pero, en realidad, la mayoría de las veces estas sólo son un paliativo y no corrigen la raíz del problema.

Es más, pueden agravarlo, ya que la atrofia de los huesos y músculos de nuestros pies se debe al uso del calzado incorrecto.

El calzado minimalista no cuenta con elementos de amortiguación, control o estabilidad, por lo que los músculos del pie y de toda la pierna deben estar fortalecidos y preparados para cubrir esas necesidades, por lo que los mantiene en mejores condiciones físicas. (1)

 

2. Permite la libertad de movimiento

El pie cuenta con total libertad de movimiento ya que el calzado minimalista únicamente protege el pie de la climatología o de posibles elementos externos dañinos, sin retenerlo en posiciones artificiales ni forzándolo a posturas antinaturales.

 

3. Favorece una pisada correcta

La tendencia natural cuando caminamos descalzos es pisar con la parte media del pie o los metatarsos, que es la forma innata de amortiguar el impacto con el suelo.

Los zapatos convencionales suelen disponer de amortiguación y una mayor elevación en la parte trasera respecto a la punta.

Esto provoca un acortamiento en el tendón de Aquiles y una sobrecarga del peso del cuerpo en los dedos, lo que favorece las malas posturas y la tensión en la pelvis, rodillas, lumbares o incluso cuello.

El calzado minimalista contribuye a una pisada neutra, utilizando la parte media del pie, mejorando los apoyos y reduciendo la presión de otras partes del cuerpo.

Aunque la falta de costumbre y de preparación de nuestros músculos para este tipo de pisada puede generar problemas en los procesos de adaptación a este tipo de calzado, por lo que se recomienda es una transición gradual de uno a otro. (2)

 

4. Ahorra energía

En relación con el punto anterior, esa modificación de la pisada permite aprovechar al máximo la musculatura del tobillo y la fuerza del tendón de Aquiles, que con su potencia extensora es el verdadero y más efectivo motor de la marcha.

Además, la ligereza del calzado minimalista hace que rindamos más con un menor esfuerzo metabólico, lo que también supone un ahorro de energía.

 

5. Disminuye la presión y fricciones

El calzado minimalista aspira a producir, en quien lo lleva, una sensación lo más similar posible a la de ir descalzo, por eso no presenta ningún elemento que comprima el pie y está fabricado con materiales flexibles que se adaptan morfológicamente al mismo.

Por estas razones no ejerce presión alguna en la extremidad ni genera roces al caminar o correr como puede hacerlo el calzado convencional.

 

6. Reduce tensiones musculares y articulares

La pisada neutra característica del calzado minimalista, como se indicó anteriormente, reduce las tensiones musculares y articulares al fomentar el apoyo principal del cuerpo sobre la parte anterior del pie, disminuyendo el impacto transitorio y el estrés en la cadera y la rodilla, siendo este el patrón más eficiente biomecánicamente.

El uso del calzado convencional, por su elevación en las suelas y talones sobretodo, afecta a la fascia plantar y reduce el rango de movimiento del tobillo.

Esto favorece el desgaste de articulaciones, músculos y huesos, además de alterar la postura corporal al caminar o correr, afectando sobretodo a rodillas, cadera y espalda.

 

7. Evita malformaciones

En las sociedades que nunca han utilizado calzado, los dedos de los pies están separados, ofreciendo una base de apoyo mucho más amplia y estable

El calzado convencional suele estrecharse en la punta, lo que provoca muy frecuentemente deformidades dolorosas en los dedos y en la zona media, como por ejemplo Hallux valgus.

El calzado minimalista se caracteriza por presentar una puntera amplia para evitar cualquier tipo de presión sobre los dedos. (3)

 

8. Mejora la estabilidad y el equilibrio

El calzado minimalista no tiene amortiguación ni plantillas con refuerzos, por lo que en sí es más estable y evita daños por torceduras, por ejemplo.

Además, un pie acostumbrado a este tipo de calzado está más preparado para adaptarse a diferentes tipos de suelo, ya que tiene una mayor sensibilidad ante los estímulos (4).

 

9. Permite desarrollar el sistema propioceptivo

Los zapatos con características minimalistas, como mencionamos anteriormente, favorecen la movilidad natural y, por sus propias características, aumentan la percepción y las sensaciones del pie sobre el terreno que pisa.

Esto permite desarrollar el sistema propioceptivo, mediante el cual el cerebro recibe y procesa toda la información sobre la posición o movimiento de las diferentes partes del cuerpo entre sí y en relación a su base.

Por esta razón, el uso de calzado minimalista contribuye a mejorar el equilibrio, a coordinar los movimientos y mantener el cerebro en un nivel de alerta que nos protege ante posibles lesiones.

Y es que al tomar conciencia de todas las estructuras corporales (músculos, articulaciones, tendones, huesos...) es capaz de reaccionar de manera rápida frente a un mal movimiento, por ejemplo.

 

10. Fomenta la conexión con el entorno

Un calzado minimalista ayuda a conectar con el terreno y, por tanto, a ser más consciente de cada uno de los movimientos realizados y de cada pisada.

Permite a las miles de terminaciones nerviosas del pie experimentar las sensaciones sobre el suelo a un nivel más elevado que el calzado convencional y esa riqueza sensorial conlleva innumerables beneficios para nuestro sistema nervioso, como la reducción de los niveles de estrés o ansiedad, por ejemplo.

 

Desde Nummulit os invitamos a consultar las características de nuestras zapatillas minimalistas casual, y deportivas.

 

(1) Ridge ST, Olsen MT, Bruening DA, et al. Walking in Minimalist Shoes Is Effective for Strengthening Foot Muscles. Med Sci Sports Exerc. 2019;51(1):104-113. doi:10.1249/MSS.0000000000001751

(2) Hollander K, Argubi-Wollesen A, Reer R, Zech A. Comparison of minimalist footwear strategies for simulating barefoot running: a randomized crossover study. PLoS One. 2015;10(5):e0125880. Published 2015 May 26. doi:10.1371/journal.pone.0125880

(3) Liangliang Xiang, Qichang Mei, Justin Fernandez, Yaodong Gu, Minimalist shoes running intervention can alter the plantar loading distribution and deformation of hallux valgus: A pilot study, Gait & Posture, Volume 65, 2018, Pages 65-71, ISSN 0966-6362

(4) Tomasz Cudejko, James Gardiner, Asangaedem Akpan, Kristiaan D'Août, Minimal footwear improves stability and physical function in middle-aged and older people compared to conventional shoes, Clinical Biomechanics, Volume 71, 2020, Pages 139-145, ISSN 0268-0033

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para publicar comentarios